¿De quién son las prioridades?

Es difícil cooperar cuando dos personas ponen su atención en distintas cosas. Habían transcurrido veinte minutos de la primera parte, era el primer partido de fútbol al que mi hijo y yo acudíamos a ver al estadio. “¿¡Has visto qué jugada!?” – le dije. No me respondía y al girar la vista hacia él me di cuenta de que se había puesto a hablar con otro niño, seguidor del otro equipo, acerca de las camisetas de los equipos de fútbol que los dos llevaban puestas.

Sí, en resumidas cuentas el primer paso para cooperar es estar enfocados en las mismas prioridades. Por ejemplo, en la empresa, cuando esperamos que los miembros de nuestro equipo sigan las orientaciones estratégicas lo primero que debe ocurrir es que sepan qué es importante y orienten hacia ello sus esfuerzos. Después vendrá que lo hagan conforme a la empresa y al equipo le interese y finalmente que sepan cómo hacerlo. Mucho dinero se tira a la basura mandando a empleados a cursos que nunca aplicarán, simplemente porque el problema está en que no saben lo que es importante aplicar o bien tienen su propia forma de entenderlo/hacerlo. Hablamos de los desencuentros de todos los días (por ello los cursos de management son imprescindibles).

En la implantación de PMS es frecuente realizar entrevistas de descripción de puestos, donde se detalla el contenido de los puestos (su área de responsabilidad, objetivos…). Esas descripciones son revisadas por los mandos y finalmente los directivos para confirmar que realmente la acción de los puestos están alineadas con la actuación de los equipos y la estrategia de la empresa. Pues frecuentemente me ha ocurrido que los directivos se asustan cuando revisan las descripción de puestos intermedios en la compañía. ¿Qué ha pasado? Pues algo muy grave, que la dirección de la empresa no había sido capaz de transmitir las verdaderas prioridades a los equipos. Podéis imaginar el coste en tiempo, esfuerzo y dinero que algo así representa.

La implantación de un PMS saca a la luz estos problemas y ayuda a resolverlos. Un subproducto interesante de la implantación y mantenimiento de un PMS es el mapa de prioridades que viene a ser una tabla donde establecemos las prioridades de toooooda la empresa, pudiendo analizar de un vistazo si realmente están alineadas y si obedecen a la estrategia de la organización. Los indicadores y objetivos deberán tener relación directa con esas prioridades alineadas y también el feedback que recibamos a partir de que estemos alcanzando los objetivos o no.

No sé si esto resulta simplemente de sentido común, pero a veces el “día a día” nos resta la “visión aérea” exigible a un buen directivo para que consiga ejecutar la estrategia (que muchas veces queda tan sólo en un papel).

6 thoughts on “¿De quién son las prioridades?

  1. Accountability at all levels of an organization (including the C-suite) is an absolute must for a company to be successful. Clear accountabilities must be established and leaders must be included in that. Accountability must be transparent at all levels of an organization.

    Measurement is a whole other issue. If it is done at all, many organization’s have room to improve. Many focus on measuring outputs rather than outcomes that can be harder to capture but are well worth the investment as a feedback source and learning opportunity.

    • Gracias Luisa, de eso se trata, si queremos mantener vivo este blog nos debemos ayudar a plantear y responder cuestiones.

  2. Querido autor, gracias por el mensaje que creo que a muchos nos resultará práctico e interesante. Pero… te resulta fácil en proyectos de consultoría poner en negro sobre blanco este mapa de prioridades?? Al fin y al cabo clarifica los límites de las responsabiliaddes de la gente en la entidad y eso puede resultar conflictivo.

    • No siempre resulta fácil, si bien mi experiencia mayoritaria es que ofrece a los directivos una forma directa y clara para entender qué preocupa a los empleados (en qué gastan sus energías) y no sólo fiarse de las cifras, de la dimensión financiera de la empresa que al fin y al cabo surge a posteriori.

  3. Pues aunque sea cuestión de sentido común, a mí me proporciona una gran idea para mi empresa, saludos y graciassssssss!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s