No les dejes solos.

Cómo apoyar a los manager para conseguir una feliz implantación del sistema de Gestión del Desempeño.

La mayor parte de los sistemas que queremos implantar en las empresas son útiles, necesarios y, me permitiría decir, brillantes. También los sistemas de Gestión del Desempeño… al menos sobre el papel.

Sin embargo, incluso un hermoso y funcional sistema puede acabar en el cesto de las cosas olvidadas si no se implanta con “cariño”.

En más de una ocasión un grupo de personas con una mente privilegiada nos hemos encontrado trabajando en una sala de una empresa pergeñando el mejor de los sistemas jamás conocido y quizá alguna vez incluso lo conseguimos, o casi.

Sin embargo, recomiendo fervientemente que prestemos atención y demos apoyo a las personas que finalmente van a implantarlos (los managers o jefes) e informemos con transparencia y continuidad a toda la empresa de las ventajas y resultados que queremos obtener.

El apoyo a los manager debe traducirse al menos en:

1.       Contar con ellos en el diseño del sistema y estar seguro que comprenden cada pieza del sistema (criterios de valoración, soportes de recogida de información y pasos del sistema a lo largo del año).

2.       Información detallada y formación para aplicar los criterios de valoración, dar feedback continuado a lo largo del año y realizar las entrevistas de seguimiento. Porque no todas las personas tienen que estar familiarizadas con “las cosas de recursos humanos”.

3.       Ayudar a superar los temores que significa valorar a los demás, de forma que se explique que se trata de un sistema que provee ayuda para el buen desempeño y claridad sobre lo que la empresa espera de cada uno.

4.       Resolver cualquier duda a lo largo de la aplicación del sistema… que surgirán.

5.       Contrastar periódicamente con ellos cómo están aplicando el sistema, si piensan que les aporta una mejor manera de gestionar el equipo y el talento y si tienen alguna idea para mejorarlo.

Hay pocas mentes que podamos considerar privilegiadas (la mayoría somos del montón), no debemos aspirar a tanto, basta con saber que el éxito de los proyectos radica en gran medida en el acompañamiento de las personas que los implantan y de su involucración.

Al fin y al cabo un sistema que nos permite reconocer el desempeño, ayudar a reorientarlo cuando es necesario y alinear lo que persigue la empresa con los hábitos de las personas tiene que ser positivo. Ahora sólo nos hace falta que todos los involucrados estén tan seguros como nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s