Los 5 sesgos en la comunicación que más pueden afectar a tu entrevista de gestión del desempeño

distance

Es tiempo de planes, de establecer metas y de prepararnos para conseguirlas. Un año significa para muchos un papel en blanco sobre el que estamos a tiempo de dibujar historias felices, de entendimiento con nuestros equipos y de logros profesionales.

Cuando tratamos de cristalizar todo ello, tendremos que ser consciente del papel fundamental que juega la comunicación personal; saber entendernos, poner de nuestra parte para que el camino que emprendemos sea realmente una senda de colaboración.

Para ayudarte con ello, quiero recordarte cuáles son las principales amenazas que puedes encontrarte, y no se trata de que algunas personas tengan las malas intenciones de arruinarte tu buena predisposición, sino, simplemente, de que nuestras mentes tiene la fea costumbre de anteponer nuestra visión a las percepciones externas:

Las personas somos especialmente sensibles a lo primero que escuchamos en una conversación.

Es una actitud de defensa, por eso es tan importante recordar que en relaciones personas el orden de los factores afecta seriamente al producto. Hasta que en una conversación no hayamos generado la suficiente confianza, debemos ser cautos con valorar al otro y, mucho más, tratarle con consideración, reflejando que nos preocupamos por él/ella.

Tendemos a tomar decisiones, aunque sean irracionales, por apoyar antiguas decisiones racionales.

Cuenta con que nuestro afán de justificación y la inercia de nuestros actos pasados actuarán como un freno para los cambios de visión y las nuevas ideas. Por ello, un buen consejo es presentar las nuevas ideas y planes como algo añadido y no como algo en contra.

Cuando elegimos algo tendemos a valorarlo mejor que el resto de alternativas.

Una vez que hemos elegido algo, las personas tratamos inmediatamente de justificarlo racionalmente y bloqueamos las opciones que desechamos. Por eso tomaos un poco más de tiempo para valorar las decisiones más importantes que afectarán el nuevo periodo y, por supuesto, tratando de que sean ideas conjuntas, compartidas.

Cuando nos situamos en un estado mental o emocional, es complicado entendernos con personas fuera de ese estado.

Lee cuál es el estado emocional de tu interlocutor si quieres que en una entrevista se tomen decisiones conjuntas duraderas a las que se comprometan las dos partes. Un estado mental de temor, enojo o euforia hipotecará el grado de compromiso futuro con un plan o una meta debido a un momento desafortunado para decidir.

Una vez que has atribuido un perfil a una persona, es complicado comprender su situación.

Este aspecto exige que realices una reflexión sincera antes de entrar en una conversación con un colaborador acerca de cómo va a ser vuestra cooperación en el futuro. ¿Cómo le ves? ¿Te has formado un estereotipo, positivo o negativo, de él/ella que afecta a la confianza que le depositas? A menudo es inevitable y razonable. Sin embargo, puedes ser tú mismo quien pone límites al potencial de esa persona por la idea que te formaste sobre ella. Permítete escucharla, buscar nuevos caminos, asignarle un nuevo rol en el equipo que enriquezca su trabajo y posibilite obtener nuevas metas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s